Catherine Lebel en Puerto Madryn

La Dra. Catherine Lebel, investigadora en neurociencias procedente de la Universidad de Calgary, Canadá, dirige el proyecto internacional ‘Healthy White Matter Development' (Desarrollo Saludable de las Fibras Nerviosas del Cerebro). Es Ingeniera Biomédica y Neuróloga, pertenece al Departamento de Radiología, en el área de Neuroimágenes del Desarrollo Humano. Está especializada en conducta y desarrollo evolutivo humano (su cv puede consultarse aquí: https://scholar.google.com.ar/citations?user=-F2DNYkAAAAJ&hl=es). Sus trabajos sobre el cerebro de los niños/as son los más reconocidos a nivel mundial.

Este lunes 14 de mayo llega a la Provincia del Chubut, Argentina, donde forma parte del prestigioso cuerpo docente de NeuroChubut, el postítulo en Neurociencias que organiza la Universidad del Chubut, y que a partir de junio co-organizará este mismo junto con una de las universidades más antiguas y tradicionales de España, la Córdoba de Andalucía (la ciudad de la Mezquita- Catedral, de dónde provino el fundador que le dio el nombre a la Córdoba de Argentina).

Reconstrucción de algunos de los principales fascículos cerebrales humanos.

La Dra. Lebel es una investigadora reconocida en el mundo por haber hecho el mapa cerebral del desarrollo de cada fibra nerviosa del cerebro, desde el embrión hasta los 83 años de edad. Detectó la cantidad de axones, volumen, mielina, entre otras propiedades muy específicas, que son esperables para cada edad. Fue así que publicó junto a Cristian Beaulieu, el 'inventor' de la tractografía, el artículo Maduración Microestructural del Cerebro Humano, de la niñez a la adultez. 

Su trabajo se concentra en el desarrollo nervioso de los niños/as, con gran cantidad de estudios sobre los efectos del consumo de alcohol por parte de madres embarazadas en el feto y luego en el crecimiento del bebé. También estudió y realiza aportes sustantivos a una de las ramas más avanzadas de la Resonancia Magnética en el mundo, la Imagen por Tensor de Difusión, que detecta el magnetismo del agua en el cuerpo humano. Y es por eso que, con una estrategia muy particular, utilizando el equipo resonador de manera que genera campos magnéticos parciales desde diferentes direcciones, accede a las fibras nerviosas del cerebro, antes imposibles de medir, y puede determinar en qué estado se encuentran, cuanto voltaje eléctrico va pasando por cada una.

Para el conocimiento psiquiátrico, para el tratamiento de las enfermedades de la sustancia blanca, como la Esclerosis Múltiple, para conocer la organización de la personalidad humana en relación a su conectividad totalmente particular, y para estado de pre y post cirugías, su aporte es inmenso. En sus estudios post- doctorales en la Universidad de Utrecht, en Holanda, realizó su trabajo sobre la Difusión Media, uno de los misterios de los nervios cerebrales, por qué la cantidad de movimiento de agua se relaciona con el espacio y el tiempo en que se mueven, y tal relación (basada en la famosa ecuación de Einstein) permite determinar el sitio donde la mielina, esa capa protectora de nuestros nervios cerebrales, empieza a perderse por ataques, muchas veces, de nuestro propio cuerpo (enfermedad autoinmune).

NeuroChubut cuenta con más de 500 inscriptos, está dirigido por el Dr. Julián Marino, de la Universidad del Chubut, quien también estudió biofísica cerebral en Utrecht bajo la misma dirección que la Dra. Lebel, por parte del Dr. Alexander Leemans, ganador del premio de las Naciones Unidas a la contribución a la ciencia en 2016 (USERN Prize, Teherán, 2016). Es coordinado académicamente por el Lic. Rodrigo Jaldo, doctorando junto a Juan Cruz Arias, en la nueva disciplina, la Neuropsicología Tractográfica, que está revolucionando el campo de la Psicología, con diagnósticos y tratamientos mucho más certeros y basados en observaciones y cálculos directos del espacio cerebral, incluso en bebés y cerebros de fetos.

La Dra. Lebel es pionera junto con el Dr. Marino, Alexander Leemans, Sumit Niogi y los desarrollos escandinavos y norteamericanos (Susumu Mori, Harvard) de la Psicología más desarrollada tecnológicamente, que relacionó ciencias que antes parecían lejanas y ahora se unen incluso en un mismo plan de estudios. Para conocer el comportamiento humano, y pasar de un estado X (peor y no deseado) a uno Y (mejor y más deseado) hay que conocer psicología, física, matemática, informática, bioimágenes y neuroquímica. Una ciencia potente, en crecimiento, cuya base en Latinoamérica está en la Provincia del Chubut, en la Universidad del Chubut, de la República Argentina. Al mismo curso vendrán docentes del Reino Unido, España, Polonia, Finlandia, Holanda e Islandia. La primera carrera de grado de esta naciente disciplina, que espera a las personas más curiosas y atrevidas hacia lo más complejo, empezará en la Patagonia. Para aquellos que siempre creyeron que un ser humano requiere que su salud mental necesite tanto a Heidegger como a la electromagnética de James Maxwell, que sientan amor por hacer ecuaciones como por conocer la causa de una obsesión o una psicopatía. Y esto no es una corriente New Age ni una mezcla, sino una ciencia empírica, pragmática, dura, con la subjetividad en las huellas de que cada cual tiene un cerebro diferente. La física, la matemática, la psicología, la ingeniería biomédica, la informática, están relacionadas en la Neuropsicología Tractográfica.

Comments

comments

Publicado en Noticias y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *